martes, 30 de julio de 2013

58 Europa y Cadmo

a. Agenor, hijo de Libia y Posidón y hermano mellizo de Belo, dejó Egipto para establecerse en el País de Canaán, donde se casó con Telefasa, llamada también Argíope, quien le dio como hijos a Cadmo, Fénix, Cílix, Taso y Fineo, y una hija, Europa.
b. Zeus se enamoró de Europa y envió a Hermes para que condujera el ganado de Agenor a la costa del mar en Tiro, donde ella y sus compañeras solían pasear. Él mismo se unió al rebaño disfrazado de toro blanco como la nieve con grandes papadas y pequeños cuernos parecidos a gemas entre los cuales corría una sola raya negra. A Europa le llamó la atención su belleza y, viendo que era manso como un cordero dominó su temor y se puso a jugar con él poniéndole flores en la boca y colgando guirnaldas de sus cuernos; al final se sentó en su lomo y le dejó amblar con ella a cuestas hasta la orilla del mar, De pronto él se metió en el agua y comenzó a nadar, mientras ella miraba hacia atrás aterrorizada viendo cómo la costa se alejaba: con una mano se asía al cuerno derecho y con la otra sostenía todavía un cesto de flores.
c. Zeus salió a tierra cerca de Cortina, en Creta, se transformó en águila y violó a Europa en un bosquecillo de sauces junto a un arroyo, o, según dicen algunos, bajo un sicómoro siempre verde. Ella le dio tres hijos: Minos, Radamantis y Sarpedón.
d. Agenor envió a sus hijos en busca de su hermana y les prohibió que volvieran sin ella. Ellos partieron inmediatamente, pero, como no tenían idea de adonde había ido el toro, cada uno siguió un curso diferente. Fénix se dirigió hacia el oeste, más allá de Libia, a la que es ahora Cartago, y allí dio su nombre a los púnicos; pero, después de la muerte de Agenor, volvió a Canaán, que desde entonces se llamó Fenicia en su honor, y fue padre de Adonis con Alfesibea. Cílix fue al País de los Hipaqueos, que tomó su nombre, Cilicia, y Fineo fue a Tinia, una península que separa al Mar de Mármara del Mar Negro, donde posteriormente le afligieron mucho las harpías. Taso y sus acompañantes fueron primeramente a Olimpia y allí dedicaron una estatua de bronce de tres anas de altura al Heracles tirio, con una maza y un arco en las manos, pero luego salieron de allí para colonizar la isla de Taso y explotar sus ricas minas de oro. Todo esto sucedió cinco generaciones antes de que Heracles, hijo de Anfitrión, naciera en Grecia.
e. Cadmo viajó con Telefasta a Rodas, donde dedicó una caldera de bronce a la Atenea de Lindo y construyó el templo de Posidón, dejando un sacerdocio hereditario para que lo atendiese. Luego desembarcaron en Tera y construyeron un templo similar, y por fin llegaron al país de los edonios tracios, quienes los recibieron hospitalariamente. Allí Telefasa murió repentinamente y, después de su entierro, Cadmo y sus compañeros siguieron a pie hasta el oráculo délfico. Cuando Cadmo preguntó dónde se podía encontrar a Europa, la pitonisa le aconsejó que abandonara su búsqueda y, en cambio, siguiera a una vaca y edificara una ciudad allí donde se dejara caer fatigada.
f. Partiendo por el camino que. lleva de Delfos a la Fócide Cadmo encontró algunos vaqueros al servicio del rey Pelagonte quienes le vendieron una vaca marcada con una luna llena blanca en cada ijada. Condujo a ese animal hacia el este a través de Beocia sin permitirle que se detuviera hasta que por fin se acostó donde se halla ahora la ciudad de Tebas, y allí erigió una imagen de Atenea, a la que llamó por su nombre fenicio de Onga.
g. Cadmo advirtió a sus compañeros que la vaca debía ser sacrificada a Atenea sin demora y los envió en busca del agua lustral de la Fuente de Ares, llamada ahora la Fuente Castalia, pero no sabía que estaba guardada por una gran serpiente. Esta serpiente mató a la mayoría de los hombres de Cadmo y él se vengó aplastándole la cabeza con una roca. Tan pronto como ofreció el sacrificio a Atenea se le apareció ella, lo elogió por lo que había hecho y le ordenó que sembrara en la tierra los dientes de la serpiente. Cuando él la obedeció, inmediatamente surgieron de la tierra Espartanos u Hombres Sembrados armados, quienes chocaban sus armas. Cadmo arrojó una piedra entre ellos y empezaron a alborotarse, acusándose mutuamente de haberla arrojado, y pelearon tan ferozmente que al final sólo cinco quedaron vivos: Equión, Udeo, Ctonio, Hiperenor y Peloro, quienes unánimemente ofrecieron a Cadmo sus servicios. Pero Ares exigió venganza por la muerte de la serpiente y Cadmo fue condenado por un tribunal divino a ser su esclavo durante un Gran Año.

*

1. Hay numerosas variaciones confusas de la genealogía dada anteriormente; por ejemplo, Taso es descrito alternativamente como hijo de Posidón, Cilix (Apolodoro: iii.1.1) o Ticio (Píndaro: Odas píticas iv-46). Agenor es el héroe fenicio Chnas, que aparece en el Génesis como «Canaan»; muchas costumbres cananeas señalan una procedencia del África Oriental, y los cananeos pueden haber llegado originalmente al Bajo Egipto desde Uganda. La dispersión de los hijos de Agenor parece registrar la huida de tribus cananeas a comienzos del segundo milenio a. de C. bajo la presión de invasores arios y semitas.
2. La fábula de los hijos de Inaco y su búsqueda de Io, la luna-vaca (véase 56.d) ha influido en la de los hijos de Agenor y su búsqueda de Europa. Fénix es una forma masculina de Fenisa («la roja, o sangrienta»), título que se daba a la luna como diosa de la Muerte-en-Vida. Europa significa «rostro ancho», sinónimo de la luna llena, y es un título de las diosas Lunas Deméter en Lebadea y Astarté en Sidón. Si, no obstante, la palabra no es eur-ope sino eu-rope (por analogía con euboea) puede significar también «buena para los sauces», o sea, «bien regada». El sauce rige el quinto mes del año sagrado (véase 52.3) y está asociado con la brujería (véase 28.5) y con los ritos de la fertilidad en toda Europa, especialmente en la víspera de Mayo, que cae en ese mes. Libia, Telefasa, Argíope y Alfesibea son, igualmente, títulos de la diosa Luna.
3. La violación de Europa por Zeus, que registra una anterior ocupación helénica de Creta, ha sido deducida de ilustraciones pre-helénicas en las que aparece la sacerdotisa de la Luna cabalgando triunfalmente en el toro-Sol, su víctima; la escena sobrevive en ocho placas moldeadas de vidrio azul que se encontraron en la ciudad micénica de Midea. Esto parece haber sido parte del ritual de la fertilidad durante el cual se llevaba en procesión la guirnalda de Mayo a Europa (Ateneo: p. 678 a-b). La seducción de Europa por Zeus disfrazado de águila recuerda su seducción de Hera disfrazado de cuco (véase 12.a), pues (según Hesiquio) Hera tenía el titulo de «Europia». El nombre cretense y corintio de Europa era Helóos, que sugiere Hélice («sauce»); Hele (véase 43.1 y 70.8) y Helena son el mismo personaje divino. Calímaco, en su Epitalamio para Helena, dice que el sicómoro también estaba consagrado a Helena. Su santidad está en sus hojas de cinco puntas, que representan la mano de la diosa (véase 53.a) y en su anual muda de corteza; pero Apolo se había apropiado de él (véase 160.10) como el dios Esmun del emblema de la mano abierta de Tanit (Neith) (véase 21.3).
4. Es posible que la fábula de Europa conmemore también una incursión de los helenos en Fenicia desde Creta. Juan Malalas difícilmente puede haber inventado la «Mala Noche» de Tiro cuando escribe: «Tauro («toro»), rey de Creta, atacó Tiro después de una batalla naval durante la ausencia de Agenor y su hijos. Tomaron la ciudad esa misma noche y se llevaron muchos cautivos, entre ellos Europa; todavía se recuerda este acontecimiento en la Mala Noche que se observa anualmente en Tiro» (Crónicas ii.p.30, ed. Dindorff). Herodoto (i.2) coincide con Malalas (véase 160.1).
5. Heracles tirio, a quien Teseo rendía culto en Olimpia, era el dios Melkarth, y una pequeña tribu que hablaba un lenguaje semita parece haberse trasladado desde las llanuras sirias hasta Cadmea en Caria —Cadmo es una palabra semita que significa «oriental»—, desde donde cruzaron a Beoda hacia el final del segundo milenio, se apoderaron de Tebas y se hicieron los amos del país. El mito de los Hombres Sembrados y la esclavitud de Cadmo a Ares indica que los cadmeos invasores aseguraron su dominio en Beocia interviniendo con buen éxito en una guerra civil entre las tribus pelasgas que pretendían ser autóctonas, y que aceptaron el gobierno local por el rey sagrado durante un período de ocho años. Cadmo mató a la serpiente en el mismo sentido en que Apolo mató a la Pitón en Delfos (véase 21.12). Los nombres de los Hombres Sembrados —Equión («víbora»); Udeo («de la tierra»); Ctonio («de la tierra vegetal»); Hiperenor («hombre que surge») y Peloro («serpiente»)— son característicos de héroes oraculares. Pero «Peloro» indica que todos los pelasgos, y no sólo los tebanos, pretendían haber nacido de ese modo; su fiesta común eran las Pelorias (véase 1.2). Jasón sembró los dientes del dragón probablemente en Yolco o Corinto, no en Cólquide (véase 152.3).
6. Se decía que también Troya y Antioquía habían sido fundadas en lugares elegidos por vacas sagradas (véase 158.h y 56.d). Pero no es tan probable que se llevase a cabo literalmente esta práctica como que se soltase a una vaca en una parte limitada de un lugar elegido y se erigiese el templo de la diosa Luna donde se acostaba el animal. La sensibilidad estratégica y comercial de la vaca no está muy desarrollada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada